Sábado, 20 Septiembre 2014 17:48

La vida nueva

libro letras
Su carátula era morada y en la portada no recuerdo cuántos animales había. Sé, como si lo volviera a tener en mis manos, que zorros, leones y hormigas había en su interior y hablaban el mismo idioma. Era un libro de fábulas de Félix María de Samaniego y su primera historia la leí cuando llegué a casa después de unas compras que hizo papá en Rionegro, a media hora de mi pueblo, Guarne.
 
Tendría ocho años –o menos- y el libro lo cuidaba tanto como el uniforme verde y blanco de un equipo de fútbol. Un mal día las fábulas desaparecieron y creo, después de tantos años, que fue una de las pérdidas más grandes que he tenido. A veces soñaba con él y lo buscaba en el cuarto oscuro donde estaban los objetos inservibles o en los cajones de las camas llenos de ropa. Al despertar corría a esos lugares y comprobaba que las hojas brillantes y coloridas de mi libro habían desaparecido, pero sus historias permanecían en mis recuerdos.
 
Fantaseaba con la gallina de los huevos de oro e incluso creía que de los galpones de mi abuela habría alguna que nos podría hacer ricos. También leí la fábula de la hormiga y la cigarra, que recordé dos lustros después mientras la traducía en clases de inglés. El lobo, el león, el cuervo, el chacal, la oveja, el perro, todos hablaban la misma lengua.
 
De niño, las fábulas y cuentos fueron tan poderosos como los balones de fútbol. Mi libro favorito se perdió, aunque dejó en mis manos la obsesión de leer cuanto encontrara: periódicos, revistas, libros, el diario de una tía y la lista del mercado que preparaba mamá.
Pero una tarde, justo cuando le entregaba a un editor las crónicas del que sería mi primer libro, la protagonista de un amor frustrado me citó en un centro comercial y me entregó un regalo.
 
-¿Qué es?- pregunté asombrado. Nada había de original en mi comentario, eran las únicas palabras que se podían atravesar por mi cabeza.
-Ábrelo- respondió. Sonrió y me siguió con su mirada que encantaba mientras abría el paquete.
 
De pronto, los sueños frustrados de la niñez dejaron de ser lamento; el protagonista de mi historia regresaba a mis manos. ¡Cómo olvidar! Su carátula morada y en ella un zorro con sombrero y camisa amarilla daba la última pincelada al apellido del autor. Aquella tarde confluyó en el mismo espacio el origen de las letras y el primer paso de una aventura como cronista.
 
Y no dejo de pensar en aquella historia. Por estos días la Fiesta del libro de Medellín y con ella tantos recuerdos de la biblioteca de la escuela, en donde me convertí en lector asiduo y tuve mi primera etapa a favor de Germán Castro Caycedo y Alfredo Molano. Aquellos protagonistas llegaron con sus libros de carátulas coloridas e ilustradas y con sus páginas relucientes, inmaculadas, con su destello de luz. Al frente, libros viejos de hojas amarillas que nunca me provocó leer. 
 
 
Borges se maravillaba ante una biblioteca inmensa como su calidad; yo sonrío cada vez que visito la biblioteca de la Universidad de Antioquia o cuando me enfrento a una fiesta del libro, en donde las armas son letras oscuras impregnadas como un perfume en papeles tan distintos como sus autores.
 
 
En Música de aguas el escritor antioqueño Mario Escobar Velásquez escribió: “yo no cuento cosas a nadie, sino que las escribo en mis cuadernotes. No confidencio con ninguno sino con mis papelotes”.
 
Y sí, las letras son el descanso del alma, el hombro en el que reposan las penas y los alivios. En últimas, en las letras y los libros aguarda la vida nueva, el inicio de una nueva aventura que describió muy bien el nobel Orhan Pamuk en La vida nueva: “Un día leí un libro y toda mi vida cambió. Ya desde las primeras páginas sentí de tal manera la fuerza del libro que creí que mi cuerpo se distanciaba de la mesa y la silla en la que estaba sentado […] Era aquel un influjo tan poderoso que creí que de las páginas del libro emanaba una luz que se reflejaba en mi cara: una luz brillantísima que al mismo tiempo cegaba mi mente y la hacía refulgir. Pensé que con aquella luz podría hacerme de nuevo a mí mismo, noté que con aquella luz podría salir de los caminos trillados, en aquella luz, en aquella luz sentí las sombras de una vida que conocería y con la que me identificaría más tarde.”
 
* Juan Camilo Gallego Castro (@jcamilogallego) es autor del libro Con el miedo esculpido en la piel. Crónicas de la violencia en el corregimiento La Danta, proyecto ganador en crónica de la Primera Convocatoria de Estímulo al Talento Creativo-Antioquia 2012. También es periodista, especialista en derechos humanos y derecho internacional humanitario de la Universidad de Antioquia y estudiante de la maestría en Ciencia Política del mismo centro universitario. 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Letras que sobran

salon argelia

En el proyecto se invirtieron 158 millones de pesos gracias a un proyecto conjunto de Unión Europea, Gobernación de Antioquia y el DPS.

Publicado en Argelia

via el carmen camion

 

El conductor de un camión que  transitaba en la mañana de este jueves en la vía que comunica los municipios de Rionegro con El Carmen de Viboral perdió el control del vehículo y volcó, tapando totalmente la vía.

A esta hora, dos grúas del concesionario Devimed se dirigen al sector La Primavera donde ocurrió el hecho para mover el camión y despejar la vía.

Foto: Diego Alberto Ochoa 

En desarrollo 

 

Publicado en El Carmen del Viboral

 

Desde este sábado comenzará la reubicación del transporte público del parque principal a sitios que se vienen estudiando con los transportadores en las calles 27 y 28.

Publicado en Marinilla

Los sorteos los realizará el Ministerio de Vivienda en 14 municipios antioqueños entre el 8 y el 12 de septiembre.

Publicado en Altiplano

 

parque de rionegro

Debido a hechos que han llegado a alterar el orden público del municipio, las autoridades locales y departamentales desde hace algunos días adelantan trabajos enfocados a la prevención y control del microtráfico, como uno de los factores desencadenantes de dichas alteraciones.

Es así que “se ha venido trabajando con la Gobernación de Antioquia y la unidad especial de la fiscalía en investigaciones que han arrojado resultados positivos. Se han hecho allanamientos y capturas, se están llevando los debidos procesos”, indicó la secretaria de gobierno de Rionegro, Ester Lucia Gómez Zapata, quien aclara que de todas maneras no es la única solución al problema sino que es un proceso que apenas inicia.

Los encuentros entre los entes locales y gubernamentales han sido constantes y es en esos espacios donde nacen distintas perspectivas encaminadas a la búsqueda de soluciones, “sabemos que no es solo represión, sino que hay que trabajar en la prevención, tomar medidas y esto se hace conjuntamente con la administración municipal”, añadió nuevamente la funcionaria.

También, se solicitó por parte de la secretaria de gobierno de Rionegro apoyo en materia de logística, “de todas maneras seguimos adelante con el proyecto de Centro de Control y Monitoreo, fortaleciendo el plan nacional por los cuadrantes, pero sí hay otros implementos para los que nosotros no tenemos los recursos y sabemos que la gobernación sí los tiene”, apuntó la secretaria de gobierno.

Finalmente, Gómez Zapata recalca la importancia del trabajo articulado y destaca el compromiso de las autoridades durante los consejos de seguridad que se han realizado, “falta articular más lo que es la fiscalía seccional de Rionegro, con el municipio, con las campañas de prevención, con el CTI, pero estamos trabajando en ello porque en la gobernación de Antioquia sí lo tienen muy claro y muy establecido”, describió.

MiOriente - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

Publicado en Rionegro

libro el retiro

El libro quedará guardado para que próximas generaciones tengan acceso al registro textual de lo que fue la celebración de los 2 siglos de vida municipal.

Publicado en El Retiro
Domingo, 31 Agosto 2014 14:17

MiOriente Supernatural

buhos
 
Trabajo realizado por el fotógrafo e investigador, Luis Fernando Serna Agudelo
Publicado en Al Natural

 

juegos el santuario 

El certamen cuenta con la participación de 2.200 deportistas provenientes de 90 municipios de Antioquia, en 17 disciplinas deportivas.

Publicado en El Santuario
Página 1 de 110



Lo más leido

Comentarios



More info